Economía Inteligente

Actualmente nuestros modelos económicos responden a un modelo de economía lineal: producir, usar y desechar. Este sistema está basado en la amplia disponibilidad de recursos a bajos costos, entre ellos la energía. Como sabemos, la cantidad de recursos es cada vez más limitada, por lo que el antiguo modelo está sufriendo constantemente altibajos, arriesgando su sostenibilidad.

¿Qué sucedería si adoptamos un nuevo modelo económico inspirado esta vez en algo que funciona correctamente, de forma natural y sin agotarse?

Estamos hablando nada más ni nada menos que de la Naturaleza, que responde a ciclos renovables y sustentables de acción: Producir, utilizar, reciclar, volver a utilizar. Este modelo es denominado Economía Circular, y constituye una alternativa de uso altamente eficiente de recursos, sostenible en el tiempo.

El diseño inteligente de productos que evita el desecho de sobrantes, los materiales que se reciclan en subproductos biodegradables y la utilización exclusiva de energías renovables son claras pruebas de cómo la economía puede alimentarse a sí misma.

¿Por qué el Internet de las Cosas se relaciona con este modelo?

Porque constituye “el pegamento” que permite unir a los millones de bienes que consumimos con la información que revela oportunidades clave de sostenibilidad. El auge de los sensores inteligentes es parte de este proceso, ya que permiten identificar comportamientos lineales en los ciclos de producción para volverlos circulares.

Un claro ejemplo de esto es un dato recabado por los sensores inteligentes de la industria automotriz: Los autos en Europa permanecen estacionados el 95% del tiempo. Si las grandes corporaciones logran incorporar a su modelo empresarial un sistema de venta que permita la “compra compartida”, se lograría un máximo aprovechamiento de los recursos que de momento permanecen inactivos gran parte del tiempo.

La Economía Inteligente constituye el siguiente paso en la evolución de los modelos de consumo, y Big Data e Internet de las Cosas serán sin dudas agentes clave para el necesario e inminente cambio que se avecina.

Fuentes: